Los días me viven

miloba
Los días me viven

Mañana puede que termine el mundo, algo escuché hace ya unos meses atrás pero como soy un despistao reacciono con retraso. Alguien me preguntó entonces que haría si tuviese la certeza de que el mañana fuera un punto y final. Lo tuve bastante claro, escribir una carta, el destino eras tú.

A mi querida desconocida,

Comenzaría preguntando donde te encuentro, pero es que tampoco estoy muy seguro de donde me hallo y como vamos mal de tiempo casi mejor que lo dejamos para otro rato.

Esto te va a resultar un tanto extraño: te siento cerca a sabiendas de que te tengo lejos, lo sé, te lo suelto así de primeras y claro, ya te tengo desconfiando, pues que sepas que te lo digo en serio, te siento muy dentro, como si tuvieses raíces en mi pensamiento. No estoy seguro de si me llamas o si te busco pero es una putada el no dejar de sentirte. No te lo voy a negar, he intentado arrancarte, de todos los modos posibles, hasta urgando en mi carne, como si de una astilla se tratase, así que sé que no tengo opción ninguna, te sueño sin soñarte.

Podría hablarte del color de mi sonrisa o del sabor de una mirada, decirte que soy aquel que siempre ha estado y nunca has visto, convencerte de que vivo en un sueño y que es condición soñarme para vivirme. Pero no lo voy a hacer porque sé que hay palabras que solo adquieren verdadero significado cuando se viven. Es más, puedo asegurarte que todavía te reservo algunas, la más importante, la más peligrosa. Compañera.

Ya ves que le doy vueltas a las cosas, no tengo remedio, es una necesidad, nace de esta desmedida curiosidad. No es que lo piense mucho, es más como un instinto que me lanza de cabeza a lo profundo, ¿cómo estar seguro del color del negro si no te ha devorado?
No conozco otro modo de tocarte, voy a tientas, pero no te creas, también acumulo pistas: ya sé que me cautivas por tu lengua afilada, que es de esas espontáneas, inquietas, que te hablan con sinceridad, de las que siempre comparten y te iluminan la sonrisa. De las que nunca callan y te hablan sin hablar. También sé que tratas con justicia las palabras que pronuncias, sobre todo las que te quitan el aliento. ¡Ah y seguro que eres un completo desastre! No te preocupes que yo soy igual, así la improvisación está asegurada. Y el ser torpona te vuelve imprevisible, con eso la sorpresa queda eternidada. Esponjita que todo lo toca, que todo lo absorbe.

Tengo que decírtelo, a veces me siento como si estuviese fragmentado, como si algunas partes de mí hubiesen crecido, sin esperar al resto, por separado. Creo que en algún momento de mi vida di tantas vueltas que me perdí esa etapa en la que se adquiere la visión de uno mismo a través del sesgo social, tal vez por eso conservo parte de esa ingenuidad honesta, infantil, que de alguna manera me mantiene inconforme con el engaño intencional. Tantos frentes y tantos mundos, supongo que a tí te habrá tocado vivir lo tuyo y que andarás en labor similar, reuniendo los pedazos, encontrando los sin sentidos. Quizá sea eso lo que me lleve a pensar que una rosa sin espinas no tiene aroma. Y es que hay olores que penetran la coraza que envuelve mi mundo. Sé que cada espina oculta una herida abierta, profunda, sensible, de esas que te llenan de colores el alma. Y claro, hago reacción, y no puedo evitar pincharme, y es entender ese dolor, lo que me hace apreciar tu carácter, y al final sangras, y la sangre que fluye, de ambos lados, y comienza a mezclarse.

No quiero que creas que te tengo idealizada, no espero que seas la más bella ni la más lista, ni tan siquiera la más torpe, lo único que yo espero es que seas tú y no quieras conformarte con menos, yo te quiero entera, con la miga y la corteza. Y es que soy así con todo, mis elecciones son vitalicias, si acepto a alguien, es para siempre, porque aceptar radica en querer conocer a la otra persona, y respetar que es así, sin pretender cambiarla ni dominarla.

Mi mayor virtud es mi mayor defecto, conmigo no hay mitades, soy un todo, el completo o la nada. Normalmente me toman por romántico, ¡qué le voy a hacer!, me han llamado de todo, pero no, esto te va a sonar raro, soy un realista pasional. Tengo los pies bien plantados en la tierra, cada palabra que pronuncio es un hecho, cada paso que doy es en firme. Llamo a las cosas por su nombre, no me gustan los malentendidos, duele sí, pero es que no puedo ser de otro modo. La mentira lo único que logra es hacer perder el tiempo tanto al engañado como al que se engaña y yo estimo en mucho mis segundos, y por consiguiente también los de los demás. Quiero saber que lo que vivo es real. Tengo el corazón demasiado grande y late demasiado deprisa, esto es algo a lo que uno nunca se acostumbra. Necesito ponerle pasión a todo lo que hago, sino me duermo. No soy posesivo. Necesito que respeten mi espacio, es algo que yo hago. No tengo muebles. No pido imposibles, solo lo que estoy dispuesto a dar. Soy un loco cuerdo que prefiere la esencia a la forma. No me agradan para nada las formalidades, en el mejor de los casos me confunden, en el resto me precipitan al desinterés, lo siento, la estética social no es lo mío, la hipocresía está muy sobrevalorada.

He sacado en claro que la fuerza no llega de la nada, que somos débiles y que hay que transformar el miedo en hechos tocables. Prefiero caminar por realidades doloras que adentrarme en grises consentidos. Del amor poco puedo contarte, yo necesito tocar las palabras para enamorarme. Cuando el beso se hace verso me convierto en una fuerza de la naturaleza, sobrepaso cualquier límite invisible. El silencio es un fuego que te consume o te despierta. De mi vida saco que ser curioso es peligroso, que rodearse de muchos te desgasta poco a poco y te asimila en el sistema, que nosotros no elegimos, hemos sido elegidos, adoctrinados, conducidos. Que portamos mucho lastre adherido, que nos pesa y nos hace cómplices, partícipes parciales de esta farsa. Que tenemos miedo de no saber nombrar lo que no existe, lo que está por llegar. Que resulta sencillo confundirse en un sucedáneo cuando no se ha tocado con el corazón. Que uno se acaba conformando con lo que pasa y deja de pensar en lo que no pasa. Que acabamos creyendo más en lo que nos dicen que en lo que sentimos.

Me encanta reír, siempre que tengo ocasión doy rienda suelta a la sonrisa, ya sea la mía o la de otro, no puede faltarme, me marchito, aunque a veces es necesario marchitarse para despertar. Pese a que logro dar la vuelta a cualquier situación me he dado cuenta de que no es suficiente. Quiero que mi risa me sirva para vivir y no para huir de esta realidad que me aprisiona.

Si todavía sigues leyendo tengo que advertirte, soy difícil de tratar y es muy fácil malinterpretarme. Por regla general no necesito hablar para captar el estado de una persona, me viene de fábrica, conecto al instante, con algunos lo logro evitar pero con otros me resulta imposible. La empatía está muy pero que muy sobrevalorada, para mí es una maldición que te adentra en el otro sin permiso, y en este mundo de tristeza ya te puedes imaginar que pocas alegrías se comparten.
Como no necesito hablar, y casi siempre ando en mi mundo, muchos se lo toman como falta de interés y algunos hasta piensan que soy un poco autista. En general les resulta extraño mi trato inicial, sobre todo a las mujeres que no están acostumbradas a esa “falta de atención”. ¡No veas como se ponen! Esto es algo que no puedo evitar, si no me chinchan, acabo de vuelta en mi mundo y el tiempo pasa y pasa sin darme cuenta. La que lo entiende no queda indiferente y sabe donde encontrarme.

Algunas veces me acuesto con ganas de todo y me levanto sin ganas de nada.
¿Y que más te cuento? Que yo soy de los que prefiere escuchar y mira todo lo que te he soltado. Supongo que ya te habrás hecho una idea.

Voy con algo más reciente, menudo año en general y menudo mes en concreto.
Últimamente he andado rozando el límite, llevo ya tres bombillas en lo que va de mes, que me gusta verlas explotar, pero que luego tengo que barrerlas, eso sí, las de bajo consumo parece que solo se quedan negras.
Hace bastante que no me encontraba en este estado, la última vez se fue la luz de un hospital, y ya no te hablo de los supermercados, suena muy peliculero, ¿verdad? Yo no suelo hacer mucho caso a esos asuntos pero son tan misteriosos … Ahora bien, cuando tengo una decisión importante, siempre existen chispazos que me inclinan la balanza, ¿que no te lo crees? Pues te lo comento, por ejemplo: hace ya años estuve buscando piso, ya llevaba lo menos treinta visitados cuando me dí un calambrazo con la puerta, ya te digo que no le doy más importancia de la que merece, pero resultó que es el piso en el que vivo, y para más inri el número de la calle y la altura dan la fecha de mi cumpleaños, manda cojones, ni me dí cuenta hasta que llegó la primera factura … Niní-niní-ni-ní… tirirí-rirírí … Me ocurre con un montón de cosas, es mi ayudita extrasensorial, por ejemplo, cuando conozco a alguien, alguien que va a ser importante, pos toma, calambrazo al instante, ¡pero literal eh!, aunque sin chispas … Desde luego no es lo habitual, tal vez me tragué de pequeño una pila, recuerdo haberme quedao enganchao en un enchufe, durante unos segundos, en clase de tecnología, vete tú a saber, la verdad es que hay unos cuantos sucesos del mismo palo, yo me lo tomo como humor absurdo, eso sí, inconscientemente he desarrollado tendencia a llevar guantes. Lo último que he frito ha sido un fogón de la vitro pero no veas que espectáculo, tenía un brillo lava emergiendo del sol. Por cierto, ya estoy mejor, tampoco era cuestión de preocuparte. Desde ahora las bombillas las compro donde los chinos …

Hoy la luna está llena, saldré a contemplarte entre las estrellas, sería muy interesante andarte en esta nuestra primera y última noche pero ya sabes, esas cosas son para tratarlas de cerca y tampoco es cuestión asustarte. Aunque me da que si eso ocurriese la pasaríamos sin poder dejar de hablar hasta que el fin del mundo nos llegase.

Y ya vale tanto cascar de mí, que parece que me estoy vendiendo y hasta me suena un pelín infantil.

Al final lo del apocalípsis me lo he pasado un poco por el forro … supongo que se debe a que mantengo la esperanza de encontrarte. En el mejor de los casos siempre te sentiré ya sea de cerca o de lejos y en el peor ya nos habremos pasado de largo, ya lo sabes, soy muy torpe y me despisto en seguida, si me has visto, no te cortes, no te olvides de chíncharme. Siempre hay tiempo, tal vez no para lo que creémos, pero sí para lo que está por llegar.

Si no eres tú, corre la voz, si alguien la conoce que le diga de mi parte, que la estoy buscando, que deje ya de perderse a solas, que mejor será perdernos juntos.

Share



Meta lograda – Traductor colectivo de Kobox

El año pasado logré un objetivo muy importante.
He sentado las bases del traductor colectivo de Kobox y aunque todavía queda mucho por hacer ha sido mi primer gran logro en este campo.

De alguna manera he conseguido unir en un objetivo común un montón de puntos y aunque me ha dado unos cuantos dolores de cabeza el asunto va cuajando bastante bien.

A grandes rasgos el traductor cuenta con tres partes clave :

  •  Por un lado se ha puesto a disposición de los usuarios la opción de colaborar de un modo directo y eficaz, sin complicaciones y sin resultar molesta ni intrusiva.
  • Por otro lado se ha implementado un buen sistema de verificación masivo que valida las traducciones seleccionando las más aptas.
  • Y como colofón se ha incorporado un sistema de recompensa con el que agradecer la inestimable ayuda de cada colaboración.

El resultado, un montón de usuarios, independientemente de su dominio del inglés, han aportado su granito de arena al proyecto y gracias al esfuerzo colectivo próximamente Kobox estará disponible en otras lenguas. Hemos comenzado con el inglés pero tenemos ya en mente el italiano, ruso, catalán …

Por ello me gustaría dar las gracias a todos aquellos que están colaborando con la traducción y también a aquellos que nos han animado a incorporar nuevos idiomas. ¡Muchas gracias!

Pero la cosa no queda aquí, mi objetivo teórico era el de conectar a gente de todo el mundo con una finalidad concreta, he aprendido mucho de la experiencia y voy a seguir avanzando porque como ya he dicho ha sido un primer paso.

Mi pretensión final no es otra que crear una gigantesca red en la que puedan colaborar personas de cualquier parte del mundo.
Quiero encontrar la forma y manera de lograr grandes objetivos mediante la unión de esfuerzos individuales.
Quiero crear algo más grande a partir de la unión de pequeños aportes individuales, quiero crear una red de pensamientos humanos capaz de lidiar con los verdaderos problemas de la humanidad.
Quiero sacar el potencial de cada persona, permitir a cada ser humano tomar partido, dar la opción de colaborar directamente con grandes descubrimientos.
Porque por desgracia no es así, y no entiendo la razón. Pese a que cada persona es única, a que posee una visión única, un pensamiento único son incapaces de aportar su potencial a los grandes campos de la vida, son incapaces de dejar a su paso un legado a la humanidad.

Y no entiendo la razón. No la entiendo. No hay razones para no intentarlo. Sé que es posible porque se ha hecho antes, existen multitud de ejemplos prácticos que han pasado sin pena ni gloria y me sabe mal porque creo que es una opción tremendamente más eficiente que el modelo actual establecido.
El proyecto re-captcha, un incordio que a todos nos ha tocado padecer en alguna ocasión pero que tiene un gran trasfondo. Han logrado coordinar 900.000.000 personas para digitalizar libros antiguos, algo impensable hasta ahora.

 

Pero se puede ir más allá, el modelo se puede enfocar e implementar en un montón de campos. “Un videojuego ayuda en la lucha contra el sida” – http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/09/27/hepatitissida/1317147343.html

cadena-proteina

El primer párrafo, aunque es un poquito sensacionalista, ya lo deja claro:

“La ciencia llevaba más de una década tratando de averiguar la estructura real de una enzima clave en el desarrollo del sida en macacos.
Ningún resultado había sido aceptable hasta que, por agotamiento, un equipo de investigadores decidió plantear la incógnita como un juego en la red. La estrategia dio su fruto y, en menos de tres semanas, habían dado con la clave.”

Share



No te olvido

No te olvido
.
.
Un sentimiento de extrema melancolía me embargó en nuestro primer encuentro, cautiva, como el resto, la excepción, haber vivido en libertad.
Bestia torda, de porte majestuosa, arisca, tranquila, inquieta, curiosa, me gusta

su carácter, tiene voraz apetito aunque un tanto recelosa.
Siempre que puede mordisquea, si no le dejas refunfuña, da igual las veces, sabes que lo volverá a intentar.
No se rinde, terca como nadie más.
.
Poco a poco me atreví a acercarme, con arisco recelo ambos compartimos buenos momentos, me costaba atarla, a veces no se dejaba y otras yo no quería.
Cuanto más cerca más grande parece, una pisada le basta para aplastarte, y aunque es de baja cuna grande es su nobleza.
La cepillé, se durmió, ya no había recelo, sí tensión, compartimos caricias, refunfuñamos al unísimo.
Convencía a la dueña para liberarla, cada día que no podía yo le hacía poder, me esperaba en la puerta, refunfuñando con el morro prieto, quería salir.
Me encantaba soltarla, de pronto la bestia se convertía en fuego, me daba miedo, revolcones en la tierra, nunca antes contemplé algo así.
Me decían de usar la fusta, yo soy más de consentir, le pedía lo que yo le daba, caminamos a un mismo paso, a veces había cuatro patas, otras seis.
Había que trotar, mañana soleada, mañana nublada, mañana encharcada, sudor compartido, vueltas en círculo, nada era igual.
Se tumbaba a mi lado, ¡menuda impresión!, le gusta provocar, a veces me retaba, yo aceptaba, llegó a morderme, con cariño,
me llenó de babas cientos de veces, me gruñó otras tantas, relinchó, me hizo vibrar.
Me provocaba, yo respondía, la llamaba, a veces venía.
Terror es verle acercarse, impetuosa como nadie, no para de lejos, no, necesita acercarse, es una sensación extraña, parece que te arrolla pero se detiene, bufa, sientes su aliento.
.
Había confianza, la justa para el atrevimiento, de allí bebí.
Subirse a lomos de una bestia es una experiencia aterradora, debe consentir, una vez arriba la tensión me hacía sonreír, terror, grandiosidad de la vista.
Todo cambia, el mundo se encuentra a tus pies, el sol, la brisa, te envuelven de otro modo.
Nunca seré buen jinete, me quedó claro desde el primer momento.
Me lo puso difícil, no desistí, cabezones los dos, tercos como mulas entablamos mil batallas, algunas las perdía otras me las dejaba ganar.
Encontré sus puntos débiles, ella encontró los míos. No la ataba en corto, bueno, algún día sí, era mí recompensa, nunca la acepté más de dos veces.
No le tiraba, le sugería, la rienda me sobraba, no me gustaba imponer, deseaba aprender, compartir.
Conseguí prepararla, se dejaba hacer, ritual macabro, consentido, obligación impuesta.
.
Un día, por fin me atreví, salimos. Me mostró su verdadero rostro, aquél que casi siempre ocultaba, ya no fuego sino viento.
Viví algo majestuoso, troté sin descanso, galopé eternamente, volé sobre su lomo. Casi salto un almendro, de cabeza, toqué cielo.
Trepé avismos, descendí montañas, durante algunos segundos consentimos ser uno.
Sintonizamos, ella quería, yo encantado, compartimos, volamos juntos sobre el viento, fuimos viento.
El tiempo se detenía en cada bocanada, de pronto un frenético impulso, todo quedaba atrás.
Atravesamos la bruma, rompimos el tiempo, arrastramos el recuerdo.
Ví lo que no era sombra y me encantó, también me llenó de moratones.
Desde entonces fuimos iguales.
Volví al principio, la melancolía me embargó.
.
Llegamos a ser, encontramos comunión. Le estoy muy agradecido pero nunca podré ser buen jinete.
Ella es libre y yo la quiero. Pese a ello, no puedo liberarla.Morropreto

Share



llya – BeIIissIm0


“llya – BeIIissIm0”

Una gran persona me preguntó por lo que me transmite este video. Voy a ello.

Al ver el video he recordado, o tal vez añorado, una de esas miradas, de las que aún sin saberlo dan un vuelco a la vida.
Algo tan simple, como es intercambiar una mirada, un leve destello en el tiempo, que dé pie a algo tan grande como para removerlo todo.

Ahora bien, al ver el video he detectado un sinfín de pequeñeces que esconden la grandeza de lo que realmente es vivir. Paso a plantear algunas.
El susodicho se encuentra ensimismado en tareas mundanas y de pronto recuerda algo vital que ha olvidado.
Todavía no tiene muy claro el qué pero se lanza de todos modos a la carrera.
Ahora posee un destino, la misión llegar a tiempo, y para ello desata su hiperactividad, sus sentidos se han puesto en marcha y la clarividencia le abre camino.
Entre la supuesta “vida y muerte” de su odisea cruza mirada con alguien, apenas un segundo le basta para romper la invisible barrera del mundo, toma resuello y llama a la puerta.
Por otro lado la incauta que ha osado mirarle, de pronto se topa con el señorito, – toc toc – le propone una idea absurda pero factible, ¿es una locura?;
rompe sus esquemas, pero acaba aceptando (que no cediendo), la locura ha arrastado cualquier duda y la acción toma el control, se ponen en camino, frenéticos, comparten un camino.
De pronto llegan al destino, la acción pasa a un segundo plano, tiene tiempo para reflexionar, se pone a recordar, todavía no cabe en sí de lo que acaba de vivir;
comienzan a asimilarlo con gozo, el señorito comienza a compararlo, comienza a dudar, – ¿qué hago aquí? – pone a prueba a su pareja, ¿espera sentir lo mismo en su mirada?,
la mirada de ella no lo encuentra pero en cambio se topa con su propio símil, él lo ve todo, de pronto la reflexión pasa a un segundo plano, le invade el miedo,
tal vez porque acaba de vivir una escena similar, de pronto sus miradas se cruzan, ¿se rinde?

Destellos que permiten vivir increíbles hazañas con recursos ocultos, de pronto todo vale nada y la nada cobra sentido.

Share



Hasta la frase más larga necesita un punto

Cuando nada vale nada, lo perdido se ha ido, mira bajo el escombro, ten lo valioso,
remueve no te pierdas y si tienes que perderte házlo sin reparo,
sé miserable, húndete, toca fondo no te cortes,
sé avismo, házlo como si fuese la última vez, no importa lo demás, importas tú, todavía no te conoces,
sé un miserable indigno, no mereces nada, llora sin descanso, sé un chiste de ti mismo,
ahora ríe, déjalo salir, fluye dentro de ti, desencaja tu mandíbula,
adopta la locura, this is madness, estás loco, has vuelto al origen,
abrázalo con fuerza, fúndete, no habrá otro momento, eres irrepetible,
contempla tu sombra, no la olvides, retén el silencio, responde a las voces,
rasga tu piel, pesa demasiado, aplaca el resentimiento, quita la costra,
sé la fuerza, tente envidia, eres inconcedible,
camina del revés, vuelve al principio, tiende la mano,
supera tu debilidad, sé debilidad, sal del camino,
muere tantas veces como necesites, vive aquello que te aterre,
camina boca abajo, besa tu sombra, no encontrarás lo que buscas, sigue buscando,
conten la desidia, sé la piedra, sé corriente,
rompe el círculo, busca sin sentido, encuéntrate,
sé la llama, quema su piel, arde eternamente, no la dejes caer, sed, no desistas, no hay límite,
que sea tu miedo a la vida quién lo recuerde.

Share



Meta lograda – Fortalecer el cuerpo

Bueno pués andaba contando los meses que quedan y menudo susto me he llevado porque ya estamos cerquísima del año que viene, en un par de meses llegaremos al año 2013, y ojito porque ¡será mi año!.

Entre el comienzo y el final de cada año, desde hace ya unos cuantos, suelo marcarme unas metas a cumplir. Más que nada porque el tiempo pasa y como soy tan despistado pierdo fácilmente el norte.

De este modo tengo la sensación de “avanzar” ya que a base de constancia y paciencia logro ir terminando lo que comienzo y además aprendo un montón de cosas por el camino.

Para el 2012 tenía unas cuantas metas, una de ellas ha sido recuperar una rutina de ejercicio para fortalecer mi cuerpo, sobre todo las piernas.

¡¡Wops!!

– Hace un año y pico sufrí una tendiditis en la rodilla que me martirizaba al moverme. Subir y bajas escaleras era todo un suplicio y viviendo en un tercero sin ascensor se pueden imaginar el resto. A raíz de toda esa impotencia por la que pasé decidí que no se volvería a repetir y desde entonces he ido documentandome para “perfeccionar” mi forma de entrenar.

Al principio pinché varias veces ya que noté una gran mejoría tan rápido que intenté comenzar a correr muy pronto. A nada que trotaba un par de kilómetros quedaba lisiado durante días. Al parecer he debido de tomar “vicio” a la hora de pisar, seguramente por el dolor que me causaba la rodilla y ahora se me inflama también el empeine del pie por lo que prácticamente estoy reaprendiendo a andar

Desistí de buscar una cura ya que debo de tener algún defecto en el tendón de la rótula pero no me di por vencido. Lo que hice en su lugar fue fortalecer el resto de la pierna, sobre todo la parte posterior (gemelos, glúteos …) para repartir el esfuerzo. Y al no ser suficiente además de seguir fortaleciendo la pierna me puse muy serio con las abdominales ya que realizan una excelente labor a la hora de absorber el impacto de la pisada (más que nada porque como tengo que trotar muy suave la rodilla sufre mucho)

Y por fin al cabo de unos meses de duro esfuerzo logré volver a subir las escaleras de tres en tres :D

Por si alguien tiene ganas de empezar a hacer ejercicio de forma autodidacta (sin ir al gimnasio) y no sabe por donde comenzar voy a compartir con ustedes mi rutina inicial de entrenamiento.

Algunas cosas a tener en cuenta. Va a ser una rutina corta por lo que hasta las personas más ocupadas pueden llevarla a cabo. No necesitas comprar nada para empezar y si tienes unas pesas de esas chiquitujas olvidadas por alguna parte hasta podrás sacarles rendimiento. Y si les preocupa la intensidad no le den vueltas que si yo estando lisiado pude hacerlo cualquiera puede hacerlo.

Deben tener varios factores en cuenta, lo primero es tomarse muy en serio el calentamiento, siempre hay que calentar antes del ejercicio unos cinco minutos y una vez finalizado el ejercicio se deben realizar estiramientos de todas las partes ejercitadas (no piensen mal…)

Al principio hacía sesiones de 8 minutos de ejercicio intenso, hay que sumarle los 5 minutos iniciales de calentamiento y luego 2 o 3 de estiramientos, vamos solamente con ~15 minutos al día puedes comenzar a fortalecer tu cuerpo.

Antes de cada sesión comienzo con el calentamiento. Yo utilizaba el calentamiento de la rumanita, más que nada porque solamente de ver el video me descojonaba de risa. Menuda marcha tiene.


“Intenta seguirle la marcha pero tómatelo con calma.”

Primeras dos o tres semanas

Ya saben, siempre iniciamos el ejercicio con el calentamiento, intenten seguirle el ritmo a nuestra amiga “mucha marcha” pero no mueran en el intento.
Las primeras semanas son las más duras ya que como andes atrofiado a poco que hagas  vas a quedar agotado. Así que solamente vamos a hacer ejercicio un par de días a la semana.

Vamos a iniciar la rutina con los ejercicios de abdominales ya que los músculos abdominales nos van a permitir desarrollar el resto de ejercicios con mayor facilidad.

Ejercicios Abdominales

Consejos : Pónganse sobre algo mullidito para no pelarse la espalda (una manta gruesa), hagan las que puedan, concéntrate en respirar y piensa en que solamente son 30 segundos por ejercicio, el del video te va animando y te indica el tiempo que falta.

Los ejercicios son muy variados ya que trabaja las diferentes zonas abdominales así que la rutina se hace llevadera.


“Es de la época de Barrio Sésamo pero funciona.”

Una vez terminados los 8 minutos de ejercicio intenso vamos a los estiramientos.

Aquí puedes encontrar las diferentes posturas de referencia, te recomiendo leer sobre las virtudes de estirar y lo importante que es realizarlo correctamente. Como hemos hecho abdominales vamos a estirar la espalda AQUÍ tienes la tanda de estiramientos. Dependiendo de los ejercicios realizados tendremos que seleccionar una u otra zona a estirar, en la página puedes encontrar estiramientos para un montón de casos, hasta para ayudarte a dormir, ciática …

En los días siguientes notaremos una incomodidad en la zona trabajada (al principio una gran molestia xD) pero no te preocupes porque significa que el cuerpo se está fortaleciendo. Se debe a que cuando realizamos ejercicio intenso las fibras más débiles de nuestro músculo tienden a romperse y por lo tanto el cuerpo necesita volver a reconstruirlas. Pero cada vez las regenera con mayor resistencia. Deben realizar los ejercicios con moderación y mucho cuidado ya que si se ponen a hacer el burro pueden lesionarse.

Para recuperar fuerzas y darle tiempo al cuerpo para recuperarse vamos a descansar dos o tres días, si necesitan más pués más.

Una vez recuperados vamos a iniciar una nueva sesión de ejercicio.

Recuerden calentar con nuestra amiga “mucha marcha” que hoy nos toca sudar.

Ejercicios Piernas

Mis ejercicios de piernas andan enfocados  a la parte posterior que es la más musculada, si prefieren de otro tipo hay varios videos de ejercicios de piernas (del mismo cachas) por lo que es cuestión de buscar.

Consejos : Las primeras veces vas a sudar de lo lindo ya que vas a mover continuamente los músculos más grandes de tu cuerpo, pero debes mentalizarte en que son pocos segundos y autoconvencerte de que quedan pocas repeticiones.

“Las primeras veces resulta agotador pero poco a poco vas a ver como te cuesta menos.”

Estiramientos, puedes encontrar aquí las posturas de referencia, no hace falta que hagas todos, selecciona unos cuantos para cubrir cada músculo que hemos ejercitado, con 2 o 3 minutos es más que suficiente.

Otros dos o tres días de descanso y vuelta a empezar :D

Al principio te vas a dar cuenta como poco a poco logras hacer más repeticiones en el mismo tiempo (si el primer día logras hacer 5 repeticiones de cada ya eres un crack) y en cuanto pasen un par de meses ya podrás ir al mismo ritmo que el cachitas del video.

Si no te lo crees apunta las repeticiones. ¡Verás qué sorpresa!

Hemos sobrevivido a las primeras semanas

Una vez superadas las primeras semanas recomiendo meter ejercicios de pesas para brazos.
Yo hacía Lunes abdominales, Martes descanso, Miércoles piernas, Jueves descanso, Viernes brazos, Sábado y Domingo descanso.

Como siempre comenzamos con el calentamiento.

Ejercitar Brazos

En los brazos vas a sentir cosas que nunca antes sentiste, por ejemplo la debilidad de tu brazo izquierdo o como se estremece todo tu cuerpo para intentar levantar una vez más el bote de garbanzos por encima de la cabeza xD
Consejo: Recuerda, son 30 segundos por tanda, comienza sin peso o con algo “light”, poco a poco verás los resultados.


  “¡Rema con ganas grumete!”

Recuerda estirar la zona ejercita después de cada sesión.

Algunas conclusiones

Poco a poco vas a notar como te acostumbras a hacer ejercicio y sentirás como el cuerpo te lo va pidiendo cada día.
Y si te haces el remolón recuerda : “Te cuesta menos hacerlo que pensarlo.
Como referencia comentarte que a medida que avances serás tú mismo el que vaya buscando nuevas metas.

Por ejemplo puedes meter días de trote también.

Con las zonas un poco más fortalecidas recomiendo intercambiar días de piernas por ir a trotar. El primer día puedes trotar 5 o 10 minutos e ir sumando un minuto extra cada día. Lo ideal es ir un poquito más lejos cada día.

Consejo: Recomiendo ir al denominado “trote cochinero”, que es un poco más rápido que andar deprisa. La diferencia entre andar y trotar radica en que al andar siempre tienes una pierna apoyada en el suelo y al trotar vas dando “saltitos” por lo que flotas durante unos instantes. Al ir al trote cochinero podrás hablar a la par que corres, si no puedes hablar es que vas muy rápido.

Más adelante comentaré la rutina de ejercicios que llevo actualmente por si a alguien le puede servir de ayuda.

Share



¿Qué soy? ¿A qué me dedico?

En los últimos meses han coincido varias personas en preguntarme a qué me dedico y la verdad es que nunca he sabido explicarme.

En una charla informal alguien curioso me preguntó a qué me dedicaba, yo, en un alarde de subnormalismo patológico le respondí.

– Me dedico a resolver problemas, pero sin pistola.

 

Tírirí…

En otra ocasión la misma persona, haciendo acopio de valor me volvió a preguntar lo mismo, y yo, escarmentado de la otra vez, intentado evitar un desenlace similar, le respondí a qué se dedicaban algunos de mis “colaboradores”, por desgracia poco tardé en percibir su apabullamiento, palabro del copón.

Pero no decaí en el intento y al final tras intetar explicarme de forma mediocre opté por mostrarle algún proyecto. Caso error. En unos segundos su respuesta cayó como un buen par de bofetadas, bien plantadas, de esas que te mueven la cabeza de lado a lado, ¡pero simbólicas eh! –  ¿Y por eso te pagan? – ¡Toma ya!

 

¿Por eso te pagan?

Dejando un poco el origen de la reflexión, por mi parte, siempre he tenido claro a que me dedico y hace ya unos añitos que lo plasmé :

“Para mi Indómita es el camino que estoy recorriendo, lo que aprendo y lo que descubro. La actitud que pretendo para dicha tarea se limita a desarrollar cada idea marcando una meta flexible que me permita avanzar sin pausa. Obtener un conocimiento que lejos de estancarse evolucione con cada nueva idea. Supongo que cada uno de los proyectos que englobo en Indómita es una de esas ideas.”

Te has quedado con cara de … ¿eeeeehhhhhhhh? … bueno, es normal, si le digo eso a mi madre lo que a voz de pronto entiende es que “me dedico a entretenerme” y a “vivir del cuento”, y en definitiva no iría mal encaminada ya que la finalidad de mi obra no es otra que entretenerme.

Ahora bien, escudriñando detenidamente lo anterior podría decirse, si es que uno anda ávido de buen juicio, que soy inventor. Y me resulta chocante porque hasta ahora no me había dado cuenta pero es que la definición encaja bastante bien, pero tal vez se quede corta.

 

¡Cachís en la mar! Ya lo han patentado ;_(

Por un lado dedico gran parte de mi tiempo a plantear diferentes formas de solucionar un mismo problema, por otro desarrollo y prevengo patrones de conducta, por otro doy vida a las ideas y por si no fuera poco las comparto con “cualquieras”.

¡Ah! ¿Eres puto?

No, o bueno si, pero no soy un prostituto corpóreo, mi “prestitución” es más de otro estilo pero mejor vamos a volver a centrarnos, no revolvamos.

 

La culpa es de la droja en el cola cao, que me ha dejado tururú

Normalmente a la gente le digo que soy vago profesional y aunque yo lo digo muy en serio se lo toman a guasa.

Poer bueno, como ya es tarde y he perdido el hilo de lo que estaba hablando, entre lo de vividor, puto etéreo, inventor a medias o lo de memorizar el parrafazo del comienzo voy a quedarme con lo de inventor que fijo me da para muchos ridículos y ya mejor lo vuelvo a intentar otro día.

Eso sí, dejo la pregunta en el aire por si quieren aportar su opinión. ¿Qué crees que soy? Y ya de paso les adjunto una fotico para que puenda opinar sin tener que leer las idioteces que he comentado.

 

¿Qué crees que soy?

Share



Soy un cobarde

Quiero dejar constancia de mi cobardía, así, por escrito, para poder recriminarme en un futuro que siempre he sido consciente de ello.

Sepan que soy un cobarde sin remedio, pusilánime a tiempo completo, incapaz de enfrentar la realidad. Tengan claro, que sin lugar a dudas no poseo ni valor ni ánimo para tolerar más desgracia y es que tal vez ya lo consumí y no me queda más.

No pretendo preocupar, al contrario, estoy dispuesto y aunque no tengo claro a qué voy a desgarrar un poco de mi silencio, que al menos me sirva para dejar constancia de que alguna vez tuve el desánimo de hacer.

Creo que me he acostumbrado a contenerme, a permitir que la presión censure mi palabra y es que cada vez que callo por no herir, por respeto, por no malgastar saliva ni tiempo, por no dejarme ver, en realidad lo que ocurre es que me estoy consumiendo.

Me temo que el tiempo pasa sin pedir mucha cuenta y si no dices algo se queda sin decir así que voy a intentar que al menos, pueda recordar lo no dicho y lo no hecho.

Comenzaré por contar una de esas situaciones, en las que la cobardía y la desgana me hicieron no actuar. No esperen gran cosa, mi vida no es una cruzada y mucho menos pomposa o rimbombante. Simplemente es una situación, normal, cotidiana y en cuanto las transcriba absurda.

El primer recuerdo me viene de hace ya unas semanas, tal vez meses, a saber. Les pongo en situación. Me he sacado el carnet de conducir recientemente pero no tengo coche, así que a menos que se apiaden de mí no practico, je. Un alma de esas piadosas se ofreció, yo encantado y agradecido. Un trayecto corto, tranquilo que por obligación nos tocaba recorrer día a día. Con el paso de los días, tal vez debido al miedo de la praxis tal vez por otras pretensiones decidió que no más.

Así ocurrió, recuerdo solicitarle como era costumbre, me negó y me ofreció varias razones muy razonables a mi entender y aunque antes no tuviesen peso en las mismas circunstancias ahora parecía que sí lo tenía. No pasaba nada, lo entendí y no le dí mayor importancia.

Ahora bien, un día comiendo en familia, esa persona no tenía ganas de conducir para volver a su domicilio y mirándome, frente al resto, soltó que no me iba a preguntar si le subía porque me conocía muy bien y como yo era una persona muy orgullosa no aceptaría a llevarle. Por mi parte me resigne a no responder.

Ahora bien, mi respuesta estaba atada a mi lengua : Quiero dejarte dos puntos muy claros, el primero es que si no te llevo es porque al comienzo de la semana me aportaste varias razones, de peso, para no hacerlo y yo las respeto y como las respeto no te lo he vuelto a solicitar y no me lo he tomado a mal. El segundo punto es que no estoy pecando de orgullo, peco de ingenuo ya que pedirme ahora lo que me negaste ayer deja en entredicho tu palabra, y yo, siendo tan orgulloso como crees que soy, prefiero pensar en que no me has mentido y en que todo es un malentendido mío. A pesar de que me has mentido y te estás riendo de mí, con mucho descaro y delante de todos.

Como añadido dejar en claro que siempre he tenido en gran estima a esa persona y pese al “malentendido” todavía le estoy muy agradecido. Pero después de tantos años que esa persona, tan cercana a mí, todavía no tenía ni la más remota idea de quién soy, eso nunca lo olvidaré, y no por lo de aquel día, sino por la suma de muchos.

Actualizo: Ha pasado un día, releo lo escrito y me siento un tanto ridículo, es normal, he hecho el ridículo. Doy la misión por completada con el apunte de volverlo a repetir.

Share



Telefónica, seamos serios

Hace unas semanas Telefónica me llamo como otras tantas veces para pasarme a contrato, tengo móvil prepago desde hace 7 años y desde el primer día al menos 1 vez al mes me llaman para que me pase a contrato. La oferta era la siguiente, 1 año de permanencia en contrato y me cobraban las llamadas a móviles de Telefónica a 7 céntimos/€ y 37 céntimos/€ al resto de operadoras. En la tarifa que tenía me cobraban 40 cent. vamos, un chollazo de oferta, después de 7 años ahorrarme 3 cent … Amablemente le comenté que no me interesaba, que me iba a cambiar a PepePhone, pero al parecer el operador, con acento de la otra punta del mundo, no sabía lo que era PepePhone, debió creer que me estaba riendo de él porque me colgó sin desearme buen día.

Como quería liberar mi móvil para poder utilizar PepePhone y mi móvil tiene más de los 18 meses que marca la ley para que me otorguen el código de liberación llamé a Telefónica para pedirles amablemente dicho código.

Mi primer error fue comunicarle al bot que te pregunta por la causa de su llamada que quería solicitar el código de liberación ya que nadie me cogía el teléfono.

Lo intenté en muchas ocasiones por lo que opté por decirle al bot “que tenía el pene demasiado grande” y entonces, por arte de magia, siempre me atendían, lo curioso es que además siempre eran mujeres.

Cada vez que les daba el problema real me pedían mil y un datos y me contaban mil historias para finalmente colgarme sin ton ni son.

Decidí pasarme por la tienda de movistar y al comentarle mi problema la dependienta me decía que ella no podía saber cuantos años llevaba con ellos y que si me lo liberaban tenía que darles el móvil para llevarlo a otra ciudad y en la semana siguiente lo tendría liberado por el módico precio de 15€. Mi móvil es un Nokia 3100, vamos que hace más de 7 años que no se fabrica ni se vende, la señorita lo sabía. Pero tenían ganas de cobrarme 15€ sin venir a cuento, supongo que debe de ser la política de la empresa, como no colaba se desentendía diciendo que llamase al 1004. Me fui porque no quería armarla.

Volví a llamar a Timofónica y “wuoalá” sin otorgarle ningún dato a la operadora, solamente mi nombre, por arte de magia me dan  el código de liberación, cuando les pregunto como es que no me habían preguntado ni el modelo ni el IMEL ni mi DNI podían dármelo, otra excusa, los que me habían atendido, y colgado, antes lo habían solicitado y claro tardaba unos días … Espero que al menos el código de liberación no sea falso*.

Hace unos días pedí la transferencia de número a PepePhone ya que no tienen ni mínimo de permanencia ni mínimo de gasto y la tarifa es de 7 cent a cualquier operadora. Junto con la confirmación del alta en PepePhone me mandaron una advertencia.

No tienes que hacer nada, ni llamar a ningún sitio, aunque recibas un mensaje de tu operador actual para que le llames. Ese mensaje sólo esconde una llamada comercial para que te quedes a cambio de un nuevo contrato de permanencia con tarifas más caras que las nuestras, con consumo mínimo y con una buena penalización si vuelves a intentar irte.
Con Pepephone eres completamente libre. Blablabla

Me lo tomé como algo anecdótico, iluso de mi. En un par de días ya tenía a Telefónica acosándome con un montón de llamadas y mensajes durante todo el día. Es más, hasta tuve que apagar el móvil, menudo pitorreo.

El primer mensaje me “alertaba” de que el saldo de mi tarjeta caducaba dentro de 3 meses por lo que recargase inmediatamente. Vamos, que querían asegurarse unos euritos más.

En los siguientes días, visto que no recargaba, los mensajes me ofrecían ya ofertas tanto por teléfono como por SMS, “Hable por 8 cent/min con todos las 24 horas durante 12 meses y además Nokia X2-00 gratis, llama al 224472, solo disponible durante 6 horas.”

Hemos pasado de ofrecerme 37 cent/min por llevar 7 años con ellos a 8 cent/min en tan solo 4 días. Como seguía rechazando lo que mandaban, seguían insistiendo, llamando con número privado al día siguiente ya me querían bajar la tarifa a 3,5 cent/min telefónicamente y los SMS decían tal que así, “Hemos recibido su solicitud de portabilidad. Llame hoy gratis al 224472 para conocer el estado de su petición.” Por supuesto lo que pretenden es que llames para seguir regateándote y que te quedes.

Ayer mi paciencia se agotó y ya les amenacé con dar de baja la línea/ADSL si seguían acosándome, desde entonces no me han vuelto a llamar. Me voy de Telefónica/Movistar porque su trato no me agrada y su atención al cliente es extremadamente deficiente. La manera de tratar a sus clientes no es seria, regatearme como en un mercadillo después de 7 años de fidelidad no es serio. Todo lo que he leído de PepePhone por contra, es bueno, por mi parte con que no me “den la brasa” me conformaré.

P.D: *Acabo de intentar liberar el móvil con el código otorgado por los delincuentes de Telefónica y no lo desbloquea, es decir, me dieron un código de liberación falso. Hoy lo he vuelto a solicitar, ahora me dicen que tardan hasta 15 días…

**Gracias al comentario de un lector he logrado liberar el móvil en www.liberargratis.com 😀

Share



Ahora

Cada vez que hablas del pasado le arrebatas una oportunidad al presente.

Yo mismo.

Share