Dandoporculo.com

Tiene cositas bastante graciosillas 😀
Eso si, contenido para mayores de 18 años

«El sabio rey Salomón»

El sabio Rey Salomón
Tiene cositas bastante graciosillas 😀
Eso si, contenido para mayores de 18 años

Share



Drowning Pool – Tear Away


«Drowning Pool – Tear Away»

Share



DISTURBED – VOICES


«DISTURBED – VOICES»

Share



Si Estoy Loca – Malú


«Si Estoy Loca – Malú»

Share



Seres luminosos de las profundidades

Las criaturas más sorprendentes que ha creado naturaleza viajan a la deriva en lo profundo de nuestros océanos. Grabado con una Canon HV20 en Cinemode. Autor: Eugenia Loli-Queru

Visto en www.lareserva.com

Share



Pasado y presente

Cuando San Antonio vivía en el desierto, se le acercó un joven:
-Padre, vendí todo lo que tenía y se lo di a los pobres. Sólo conservé unas cuantas cosas de las que valerme para sobrevivir aquí. Me gustaría que me enseñases el camino de la salvación.
San Antonio le pidió que vendiese las pocas cosas que había conservado y que, con el dinero, comprase carne en la ciudad.

A la vuelta, debía traer la carne atada a su cuerpo.
El muchacho obedeció. Al volver, fue atacado por perros y halcones, que querían un trozo de carne.
-Ya he vuelto- dijo el muchacho, enseñándole el cuerpo arañado y las ropas echas harapos.
-Aquellos que dan un nuevo paso y todavía pretenden mantener un poco de su antigua vida, acaban dilacerados por el propio pasado- fue el comentario del santo.

– Texto sacado de «MAKTUB», Paulo Coelho

Share



¿Cuánto ganas por hora?

Papi ¿cuánto ganas por hora? Con voz tímida y ojos de admiración, un pequeño recibía así a su padre al término de su trabajo.

El padre dirigió un gesto severo al niño y repuso:

-Mira hijo, esos informes ni tu madre los conoce. No me molestes estoy cansado.

-Pero Papá -insistía el pequeño- dime por favor cuánto ganas por hora.

La reacción fue menos severa, el padre sólo contestó:

-Ochocientos pesos por hora.

-Papi, ¿Me podrías prestar cuatrocientos pesos? -preguntó el pequeño.

El padre muy enojado y tratando con brusquedad al hijo, le dijo:

-Así que esa es la razón de saber cuánto gano. Vete a dormir y no me molestes, ¡muchacho aprovechado!

-Había caído la noche. El padre había meditado sobre lo sucedido y se sentía culpable: ¡tal vez su hijo necesitaba algo!

-En fin, como quería descargar su conciencia dolida, se asomó al cuarto del niño. Con voz baja preguntó:

-¿Duermes Hijo?

-Dime papá -respondió el niño.

-Aquí tienes el dinero que me pediste -respondió el padre.

-Gracias papá -contestó el pequeño y metiendo su manita bajo su almohada, sacó unos billetes y dijo:

Ahora ya completé, papi, ¡Tengo ochocientos pesos! ¿Me podrías vender una hora de tu tiempo?

Share



The lady and the Reaper – La dama y la muerte


«The lady and the Reaper – La dama y la muerte «

Share



Angst – Beautiful and Strange Animation


«Angst – Beautiful and Strange Animation»

Share



El amor es un tren desbocado que lo inunda todo a su paso


«El amor es un tren desbocado que no deja de salpichar a su paso»

Share