Ayer íbamos a encargar los DVDs de todo el año para la empresa. Habitualmente utilizamos como mínimo un DVD por día para grabar contenido propio así que imaginaros, 365 DVD’s como mínimo al año.

Buscamos precios asequibles en tiendas españolas para adquirir unos 450 DVDs y nos acabamos decantando por gastar 0,25 eurines por DVD, es decir 112,5 €.
Cuando vamos a realizar la factura aparece un «impuesto» llamado cannon que marca 0,7 eurines por unidad haciendo un total de 315 € más los 112,5 € del precio original, es decir 427,5 €. Y ahora es cuando yo me pregunto … si a mi me están vendiendo a 0,25 euros un DVD, ¿por qué tengo que acabar pagando cuatro veces su precio real?, la respuesta del gobierno y de la SGAE, Egeda, Cedro, etcétera es clara. Es una compensación dada a las asociaciones de autores por la duplicación de sus obras sin consentimiento y la consiguiente violación de sus derechos de autor.

Yo comprendo que la gente que obtenga contenido/obras de manera fraudulenta u obtenga beneficios del trabajo de otros deba de ser sancionada, al fin y al cabo se esta apropiando de bienes ajenos. Yo creo que en eso concordamos la mayoría, cometes un delito obtienes la correspondiente sanción. Lo que ya no es normal es que la sanción no se aplique a la gente que comete el delito sino a todos los españoles. Es decir como les roban a ellos nosotros te robamos a ti. ¿Soy yo el único que ve que algo anda mal?

Y es que nunca voy a entender que por el mero hecho de comprar un DVD ya se me acuse de cometer un delito y se me sancione por ello. Yo pensaba que en el estado español la presunción de inocencia era un derecho constitucional, pero visto lo visto esta claro que eso solamente debe de ocurrir en las películas.

Si quiero que me devuelvan el dinero del cannon YO soy el que se tiene que preocupar de demostrar mi inocencia ante un tribunal y es que es tan, tan increíble como si tuviese que acudir cada vez que compro un cuchillo al juzgado a demostrar que no he matado a nadie.

Como colofón decir que todavía no hemos comprado los DVDs y seguramente no lo hagamos en España, los compraremos en otro país para evitar pagar una sanción totalmente incomprensible, injusta e ilegal.

Hoy entra en vigor el nuevo cannon español. Y hoy como cada año que pasa siento vergüenza ajena de eso que llamamos España.

Para más detalles podéis informaros en elpais.com

Entradas relacionadas