Trata de un enano que no crece de rabia, es tan tan pequeño que los caracoles del bosque son tan grandes como él. Por eso se tiene que andar con ojo puesto que como todo el día va fumao no para de darse castañazos contra ellos… acabando lleno de babas por sus zonas intimas y de lo que no son babas… que los caracoles son muy traicioneros.



Tanto vicio no puede ser bueno y es que Caracolo necesita de una dosis de marihuana diaria, por supuesto para fines medicinales… ejem para crecer y tal… El tema es que los caracoles se ponen to ciegos con la maria y claro se pasan tol día zampandosela.
¿Arriesgará Caracolo el ojete para conseguir su dosis diaria? Solo tu puedes ayudarle!! o darle por culo!! xDDDDD

He aquí la eterna lucha entre el bien y mal, conflicto y fundamento central del juego xD

El juego ha sido desarrollado en vb 6.0 con la librería en dos días (diseño y programación) para el concurso “Tú también puedes”

Share

Entradas relacionadas