– … la gente necesita una vida estable. De ahí que gastemos tanto tiempo y energía en reafirmar nuestras experiencias, subrayando quiénes somos y cómo nos gustaría ser recordados. Es una manera de hacer frente a la inevitable disolución. Sin embargo, no conviene adormecerse: una conciencia no es más que un cruce de caminos, una almazuela de retales, un sombrero deshilachado que va perdiendo forma a cada paso. Olvidarlo significa vivir de manera inauténtica[…]

“Si vivo mi “ego”, me vivo como una cosa, como el cuerpo que tengo, como los recuerdos que tengo, como el dinero, la casa, la posición social, el poder, los hijos, los problemas que tengo. Quien vive así, pendiente del envoltorio (un envoltorio, por demás, evanescente) olvida ser y vivirse como sujeto de sus propias facultades.” –

Artículo completo => http://www.elbutanopopular.com/articulos/1117/ciprianito-albondiga

Share