No desprecies la soledad, pues ella te otorga el regalo más preciado; la única melodía que a todos hace llorar.

Entradas relacionadas