El servidor donde se encuentran alojadas la mayoría de mis páginas web se ha pegado un castañazo y parece ser que no se puede acceder a ninguna página. Solamente queda esperar a que lo arreglen y rezar por no perder ningun archivo ni copia de seguridad.

Bastante suerte he tenido al realizar el traspaso de Kobox por la mañana. Ya que es la única página que al estar en un servidor externo se ha mantenido con vida.

Entradas relacionadas