En una cárcel, un preso comenta indignado a su compañero de celda:
-Es un poco ridículo lo que están haciendo conmigo.
-¿Por qué?
-Porque me metieron aquí por robar pan, y ahora me lo traen gratis todos los días.

Share

Entradas relacionadas

    No existen entradas relacionadas