Los Japoneses, que dicho sea todo de paso, nos llevan años de evolución, han compartido una fórmula matemática que permite a cualquier persona encontrar a la chica más guapa de una ciudad.

La fórmula nos transforma, bajo el estricto rigor matématico, la complejidad de la realidad en un proceder bastante simplón:

Encontrar a cualquier chica en la calle, no importa si es fea o bonita, proseguir pidiéndole que nos presente a su amiga más guapa. Luego, con esta nueva chica realizamos la misma pregunta, y así sucesivamente hasta llegar a una chica que deje a todos con la boca abierta.

Un japonesito la prueba en una ciudad italiana y nos la documenta en el siguiente video.

Share

Entradas relacionadas