El color se basa en la longitud de ondas, el de longitud más corta se dispersa antes y siendo el azul el de longitud más corta se dispersa el primero, por eso es azul … 😀

Fuente El Ala Oeste de la casa blanca temp 5 cap 13

Según lo que he encontrado sobre el color del cielo, debería de ser violeta por ser ésta la longitud de onda más corta, pero no lo es, por dos razones fundamentalmente: porque la luz solar contiene más luz azul que violeta y porque el ojo humano (que en definitiva es el que capta las imágenes -aunque el cerebro las interprete-), es más sensible a la luz azul que a la violeta.

El color azul del cielo se debe por tanto a la mayor difusión de las ondas cortas. El color del sol es amarillo-rojizo y no blanco, porque si a la luz blanca procedente del Sol -que es suma de todos los colores- se le quita el color azul, se obtiene una luz de color amarillo-roja.

Fuente Mª Isabel Suero López y Ángel Luis Pérez Rodríguez

Todas las coloraciones y formas que el cielo nos ofrece, tienen una propiedad común: que no pueden imitarse con los medios humanos. Siempre que se intenta reproducirlas sobre un lienzo, un papel, madera o metal, se fracasa irremediablemente. Son obra de un maestro que dispone de medios verdaderamente “celestiales”. Su pincel es la luz solar, y su lienzo es el voluble éter con sus nubes y el finísimo tejido del velo del polvo atmosférico: ningún artista dispone de ellos.

THEO LÖBSACK ( El Aliento de la Tierra)

Share

Entradas relacionadas